Exposiciones

Published on Marzo 22nd, 2014 | by Daniel Villanueva García

0

Un potencial de metamorfosis

Elly Strik ha estado en España seis veces para adentrarse en la obra de Goya y el Greco, una admiración que demuestra continuamente en sus trabajos. Sin embargo, después de años de estudio ésta es la primera vez que expone su trabajo en nuestro país, y lo ha hecho de la mano del museo Reina Sofía con la exposición Fantasmas, novias y otros compañeros.

 

Su obra ha sido calificada por el historiador del arte Jean-Cristophe Amman como “un potencial de metamorfosis. Retoma lo que dijo Duchamp: que todo artista hombre es su propia novia y toda artista mujer es su propio novio”. Strik, con una alta capacidad transformadora, genera las múltiples personalidades e identidades del Yo contemporáneo en imágenes, una identidad múltiple. Según la autora, ella defiende la naturaleza híbrida y la androginia “porque los sueños son iguales para todos”.

 

La idea de Strik en su obra es simple: crear una figura primaria (que representaría la idea del  pasado, o de la personalidad del individuo) y luego crea un fondo, por lo general de colores planos básicos, sobre el que desarrolla toda una amalgama de formas, colores, ejemplos de la naturaleza o de la metafísica, que llegan a cubrir la totalidad de la figura, tapando lo que antes se encontraba pero dejándolo traslucir. Por tanto, crea una imagen doble, la real, y una metamorfosis física de las formas del ser que lleva al espectador a situaciones surrealistas o abstractas como una metáfora paralela de la propia labor creativa del artista.

 

Llevado al pensamiento del artista, cuando vemos la obra en un primer vistazo observamos una intensa búsqueda de la identidad del pasado que pervive en todos nosotros en las obsesiones del presente. Es una manera circular de contemplar la historia y la tradición, porque de algún modo aquello que ocurrió en el pasado aún continúa en nuestras vidas.

 

Una exploración inspirada en la poesía, que queda patente al inicio de la exposición con el poema La entrada, de Ben Okri, un poema en el que se habla de “los objetos siniestros que germinan en nuestros sueños, del laberinto de la vida en el que ninguna decisión te lleva a un lugar seguro y todos los caminos te conducen a la tumba de la mariposa en la descansa un cadáver sin rostro”. También encontramos la idea de Totem: “Algo que encuentras en la vida cotidiana, cosas que se enfrentan a ti”. Su labor es la de descubrir mediante la reflexión interior estas imágenes que al principio parecen turbadoras, hipnóticas o amenazantes, pero que una vez pasada esa primera visión se obtiene la contemplación y reflexión interior, como lo sublime en los románticos y en Goya.

 

Fotografía: www.museoreinasofia.es

Tags: , , , , , , ,


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑