Chafardear

Published on Diciembre 5th, 2013 | by Laura Muñoz

0

La comodidad puede ser trendy

Malasaña es uno de mis barrios preferidos de Madrid porque ofrece en un espacio bastante reducido casi todas las mejores alternativas de ocio de la ciudad. Es un lugar perfecto para ir a pequeñas salas de teatro independiente, tomar cañas, salir a cenar, ir de fiesta, encontrar alguna ganga en una tienda de segunda mano, buscar inspiración para cambiar de look o dejar la tarjeta de crédito temblando al pasar por la calle Fuencarral. Encarna a la perfección la esencia de la capital, ya que es bullicioso, vanguardista, ecléctico y, por qué no decirlo, un poco caro. Aquí encontrarás restaurantes de lo más cool o ropa fabulosa, pero serás un privilegiado si lo haces con un presupuesto modesto. Sin embargo, caminar por esta zona es siempre un placer ya que no hay día en que no descubras algo que te maraville.

 

Callejeando sin rumbo fijo fue como me percaté de la existencia de un pequeño comercio, escondido entre portales antiguos. Páez (calle Santa Bárbara, 9) es una tienda muy cuca a la que definir como “alpargatería” se le quedaría corto. Si bien es cierto que este tipo de calzado es su artículo estrella, también encontramos calcetines, monederos, gafas de sol, fundas para el iPad e incluso cascos para escuchar música a juego con la tonalidad de nuestros zapatos. Me había fijado en este establecimiento en verano, cuando buscaba unas sandalias con las que sentirme cómoda y guapa en mis vacaciones, e inmediatamente me di cuenta de que había encontrado un producto distinto. Estas alpargatas, aparte de ser tremendamente confortables (ésta es la propiedad más valorada de esta prenda, qué duda cabe), son alegres, coloridas e innovadoras. Es cierto que la diferencia de precio con otros zapatos de características similares es notable, ya que vienen a costar unos 30 euros, pero esa disparidad también se refleja en su diseño, cuidado al mimo.

 

Una de las cosas que más me ha sorprendido de esta marca es que también venden “alpargatas” (aunque no estoy segura de que en este caso se les pueda denominar así) destinadas a lucirlas en pleno invierno, ya que tienen forro de borrego y mantienen los pies calentitos aunque los paseemos a temperaturas bajo cero. Como ellos mismos dicen: f*ck the cold! Así, se distancian de esa idea que todos tenemos de que este calzado es sólo para el verano, como las bicicletas. Y si quieres ir a juego con los peques de la casa también tienes productos idénticos en tamaño mini. Nosotras nos hemos enamorado de su colección frutal: sandías, plátanos, piñas,…¡una pasada! Por una vez, para estar a la moda no nos hace falta sufrir. ¡Que viva la comodidad fashion!

Tags: , , , , , , , , ,


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑