Recomendamos

Published on octubre 27th, 2015 | by Miriam Muñoz

0

Marte: ¡Chúpate ésa, Armstrong!

Cuando era pequeña solía pensar que, para cuando Marty McFly y “Doc” Brown llegasen a 2015 en su  DeLorean, la Humanidad viajaría por el espacio como Ellen Ripley y su tripulación en  Alien, el 8º pasajero.  Pero ni el futuro es tan fascinante como lo imaginaron los artífices de “Regreso al Futuro”, ni  la carrera de Ridley Scott alcanzó lo que prometía cuando nos deslumbró con obras como la ya  mencionada Alien o la magistral Blade Runner.

 

Curiosamente, el día 21 de octubre, decidí ir a ver Marte (The Martian) sin demasiadas  expectativas: Ridley ya me había decepcionado sobradamente con Prometheus. 144 minutos después salí con la sensación de que aún no está todo perdido de cara a las secuelas de la saga de l os  xenomorfos.

 

A grandes rasgos, podríamos considerar que Marte es el resultado de mezclar Náufrago con Apolo 13,con unas gotas de Salvar al soldado Ryan, Gravity e Interstellar. Así pues,  ¿por qué merece la pena gastarse lo que cuesta una entrada para ir a verla? Para empezar, es  visualmente abrumadora (una servidora la vio en 3D y mereció la pena), convirtiendo al planeta rojo en un personaje más: hermoso, solitario, esperanzador, cruel en ocasiones. La dirección de Scott es ágil, alegre y luminosa, consiguiendo que los minutos pasen casi sin darnos cuenta, haciéndonos partícipes de la odisea del carismático botánico Mark Whatney, al que da vida Matt Damon. Su interpretación  está llena de optimismo y energía. Damon está bien acompañado por secundarios de la talla de Jeff Danields, Kristen Wiig, Jessica Chastain, Chiwetel Ejiofor, Kate Mara y, sobre todo, Sean Bean y un cada vez más eficaz Michael Peña.

 

Uno de los puntos fuertes de Marte es su potente contenido científico. En determinados momentos, Interstellar le pide al espectador un salto de fe, pero los métodos discurridos por Whatney tienen una base sólida (“¡Chúpate esa, Neil Armstrong!”). Algunos ya han sido demostrados;de los otros responde una NASA encantada con la promoción que les ha hecho Hollywood con esta película. Sin embargo, yo me quedo con ese mensaje de que, ante una catástrofe, una situación límite, el  hombre es capaz de dar lo mejor de sí mismo, y de que la colaboración entre naciones es  cada vez más necesaria en un mundo que no siempre evoluciona como debería. Seguro que en eso,  Marty y “Doc” estarían de acuerdo conmigo.

 

Tags: , , , , , , , , , , , , ,


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑