Recomendamos

Published on Febrero 18th, 2014 | by Ana de Santiago

0

La mejor versión de un sinvergüenza

Siempre he pensado que la vida sin música no sería vida, que se nos haría mucho más difícil expresarnos sin ciertas canciones y no seríamos capaces de emocionarnos con tanta facilidad sin esta parte esencial de nosotros mismos. Por tanto, ¿qué sería de nosotros sin los cantantes? Así comienza el nuevo trabajo de Miguel Conejo Torres, más conocido como Leiva, reclamando “que no mueran los cantantes”, rogando que el triste panorama económico que nos afecta actualmente en tantos aspectos no acabe con la cultura ni con las voces que se alzan tras ella.

 

Tras un largo Diciembre que ha durado dos años, el artista madrileño ha regresado prendiéndole mecha a su carrera con su nuevo disco, Pólvora. El cantante no debe ser supersticioso, ni tiene motivos para ello, ya que al parecer el número trece le ha traído mucho más que suerte. Las trece pistas de las que se compone su nuevo trabajo le han llevado a colgar el cartel de “sold out” en la mayoría de los conciertos de su actual gira, logrando un enorme éxito. Tal es éste que le ha llevado a dar ni más ni menos que cuatro fechas en la sala La Riviera de Madrid.

 

En Pólvora se percibe cierto cambio con respecto al anterior trabajo en solitario de Leiva. Si en Diciembre tenía un sonido y unas letras más canallas, al estilo de Pereza, en esta ocasión nos ha sorprendido sacando su lado más tierno con desgarradoras baladas como Francesita, Pólvora o Afuera en la ciudad, que se alejan de la sinvergonzonería a la que nos tenía acostumbrados a lo largo de toda su carrera. De todos modos, la cabra tira al monte y es imposible no encontrar en un disco de Leiva canciones destinadas a ser saltadas, bailadas, cantadas y vividas en sus conciertos como si fuera nuestra última noche en la tierra. Es el caso de Mirada perdida, Cerca o su single Terriblemente cruel. Además, mientras que en Diciembre asumió una gran responsabilidad en cuanto a producción y composición, en esta ocasión ha contado con Carlos Raya a la hora de producir el disco y con Joe Blaney como ingeniero de sonido. Estas colaboraciones le aportan a Pólvora un matiz distinto de sus anteriores trabajos, ya sea en solitario o acompañado de Rubén del Pozo en Pereza.

 

Con su último disco Leiva ha demostrado lo que se propuso cuando decidió iniciar su andadura en solitario: que ha nacido para ser una estrella del rock popero por méritos propios. En su nueva etapa está iniciando un camino más maduro, y esa consolidación se manifiesta de forma brillante en Pólvora, disco en el que entre línea y línea de cada canción queda patente cómo el madrileño está convirtiéndose en un músico más completo, desarrollando aristas que antes sólo se le intuían. Es comprensible el éxito y la acogida que ha tenido el último trabajo del cantautor, ya que con Pólvora nos ha dejado claro que los sinvergüenzas no cambian en esencia, pero sí que se ablandan con los años. Y nos encanta.

Tags: , , , , , , , , , ,


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑