Recomendamos

Published on Octubre 19th, 2013 | by Estefanía Peláez

0

Fieles a sí mismos

En 2001, cuatro chavales de Glasgow decidieron montar una banda de indie-rock para hacer bailar a las chicas. Dicha banda recibió el nombre del Archiduque Francisco Fernando de Austria y, poco después, se hicieron mundialmente conocidos como Franz Ferdinand.

Empezaron a despuntar en 2004 con su álbum debut llamado como ellos mismos, que contenía su tema estrella Take Me Out, convertido ya en todo un clásico. De él podemos extraer también otros hits como Michael, The Dark Of The Matinée o Jacqueline. Su siguiente trabajo no se hizo esperar: sólo un año después salió al mercado You Could Have It So Much Better, con el que la banda liderada por Alex Kapranos se terminó de consagrar debido a temas tan pegadizos como Do You Want To, Walk Away o The Fallen. A ello contribuyó su carismático directo, que el público español descubrió gracias a U2, que les brindaron la oportunidad de actuar como teloneros principales de su Vertigo Tour (en 2006 derrocharían energía ya como cabeza de cartel del FIB ante un público entregado).

Sus cada vez más numerosos fans esperaban con ansia su tercer álbum. En 2009 lanzaron Ulysses, primer sencillo de Tonight: Franz Ferdinand, que dejaba muy clara la intención del grupo: llenar las pistas de baile. Y lo lograron, con temas como No You Girls, Turn It On o Bite Hard.

Después de una fama que les desbordó, decidieron hacer un alto en el camino para poder crear algo que les transportase de nuevo a sus inicios. Este agosto, tras cuatro años de silencio, presentaron en sociedad Right Thoughts, Right Words, Right Actions. Si hay algo que caracteriza a Franz Ferdinand es que tienen un estilo muy bien definido, que conocen sus puntos fuertes y no dudan en explotarlos. Pocas sorpresas nos deparan los escoceses en este cuarto disco: sonido fresco con el que evadirnos de un mal día y bailar hasta las tantas. Si acaso, podríamos resaltar un cierto guiño a The Beatles en temas como Stand On The Horizon o Fresh Strawberries, dos de las mejores piezas del álbum. También cabe destacar Bullet o Love Ilumination, que tan bien funcionaron en directo el pasado mes de septiembre en el Festival DCode  de Madrid. Sin embargo, aunque sus seguidores no se sentirán decepcionados, a este último trabajo le falta un tema estrella que reviente las pistas o ponga al público en pie.

En definitiva, esto es Franz Ferdinand. Pueden gustar o no, pero su optimismo resulta contagioso (lo que no es poco en los tiempos que corren) y sus directos no pasan desapercibidos.

Tags: , , , ,


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑