Escena

Published on Marzo 13th, 2014 | by Laura Muñoz

0

Feminidad beligerante

Es innegable que en las últimas décadas se han hecho enormes progresos en pos de la igualdad social, pero también lo es que estos avances a menudo son frágiles y el primer eslabón en quebrarse suele ser, cómo no, el más débil. Tradicionalmente los homosexuales, los inmigrantes, los ancianos, los niños y las mujeres somos los colectivos que más sufrimos la injusticia, el abuso o incluso la violencia del orden imperante. Somos los diferentes, los endebles, los que estamos más faltos de recursos. Y una de las preguntas más chocantes que me hago es cómo podemos estar en desventaja si ni siquiera somos minoría. Supongo que el peso de las tradiciones a veces puede resultar una losa demasiado insoportable que nos oprime hasta hacernos desfallecer, pero también ha influido que hasta hace bien poco cada uno ha llevado esas cargas públicas en privado. Nos hemos lamido nuestras heridas en soledad, como si nuestro dolor no lo compartiese ni lo comprendiese nadie más. Como si la vergüenza, la frustración y la rabia no fueran universales y se sobrellevasen mejor en la intimidad.

 

El espectáculo Mujeres, aquí volvemos de la compañía teatral Bululú rinde tributo a las féminas del mundo entero y de todas las épocas. Desde Lilith, que no Eva, hasta las nuevas generaciones que no se tambalean ni sobre tacones de aguja. Una retrospectiva ideada por y para mujeres en la que se tratan miedos, esperanzas, deseos, sinsabores y cambios, muchos cambios. Porque si algo queda patente en esta representación es la evolución tan impresionante que hemos experimentado como género y la lucha tan intensa que hemos librado para abrirnos camino en un mundo masculino, para situarnos en la misma posición que los hombres y abrazar nuestras similitudes y nuestras diferencias como si se tratase de un tesoro. A través de poemas, textos en prosa y canciones se profundiza en el universo femenino. En nuestro papel de hijas, esposas, amigas y madres. En nuestra sexualidad, la relevancia del amor, el ansia de conocimiento o las humillaciones a las que nos sometemos por un cariño mal entendido. Disfruté especialmente con el homenaje a las mujeres republicanas durante el franquismo, años oscuros de la historia de España con cierta vigencia actual.

 

La fuerza de algunos pasajes de Mujeres, aquí volvemos es abrumadora, ya sea por una dureza que sobrecoge o por parodias que invitan a la risa franca. Esta garra se ve ensalzada por la excelente labor interpretativa de Yolanda Monreal, Emi Caínzos, Nini Jurado y Lucía Esteso. Cuatro actrices de gran talento que pasan de la risa al llanto con una facilidad pasmosa en un ejercicio de funambulismo soberbio. Sin embargo, en este espectáculo tan hermoso me sobran las canciones interpretadas por Ani Sun, ya que bajo mi criterio no sirven de paréntesis entre tanto torrente de emociones, sino que más bien alejan al público de una reflexión profunda. Los temas están bien elegidos, pero quizá la representación tendría una mayor coherencia sin ellos. La solemnidad de su discurso y el buen hacer de sus actrices bastan y sobran para encauzar a los espectadores por su mensaje brioso, y los pasajes musicales sirven más de abstracción que de reposo.

 

Si hay algo que le falta a esta función es el punto de vista masculino. No sólo hemos conseguido la paridad con respecto a los hombres, al menos en una parte del globo, sino que hemos logrado que se involucren en nuestra lucha. A través de ellos también hemos redefinido nuestro papel de amantes o profesionales, y en cierta medida les hemos llevado a plantearse no sólo nuestros roles, sino los suyos propios. Si nosotras en conjunto no tenemos por qué representar a estas alturas la castidad o la inocencia, ellos también son libres de mostrar delicadeza. Ahora la feminidad puede ser beligerante y la masculinidad frágil. Ya lo decía John Donne: “Ningún hombre es una isla…”.

Tags: , , , , , , , ,


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑