Recomendamos

Published on noviembre 13th, 2013 | by Carlos Montagut

0

Ningún rincón sin descubrir

Libro tras libro se confirma la máxima irrefutable que reza lo siguiente: Bill Bryson es un genio. ¿Cómo es posible que alguien pueda producir obras completamente inundadas de datos y a la vez tan sumamente amenas y, contra todo pronóstico, divertidas? Escritor norteamericano pero british de adopción, conjuga maravillosamente en su prosa la espontaneidad y extraversión de su tierra natal con el sutil humor inglés para relatarnos hechos y anécdotas de campos tan dispares como la arquitectura, la botánica, la antropología o la fontanería, por poner los primeros ejemplos que me vienen a la mente. ¿Os imagináis a genios de la talla de Sagan, Asimov o Hawking divulgando en un idioma accesible y mundano? El único que se me ocurre es Michio Kaku, o Ernst Gombrich para las humanidades. Ojo, no estoy comparando a Bryson con estas personalidades, pero considero que tan importante es crear conocimiento como saber transmitirlo.

 

En un momento de introspección en su casita de Norfolk, Bryson llegó a la conclusión de que las cosas más banales que nos rodean en nuestras vidas carecen del valor y la atención que deberían ostentar porque en su inmensa mayoría desconocemos su procedencia. Esas cosas a las que no damos valor alguno ya que ni nos paramos a pensar en ellas. Por ejemplo: ¿por qué el tenedor tiene cuatro puntas en lugar de tres o cinco? ¿Por qué en épocas pasadas las puertas y las ventanas eran de tamaños tan reducidos? ¿Acaso la gente era más pequeña, como se piensa, o se debe a cuestiones económicas? ¿Cuál es el origen de la palabra hall, usada prácticamente en todos los idiomas? ¿Qué relación puede tener Alexandre Gustave Eiffel con el concepto de pasillo que conocemos hoy en día? Así, En casa nos ilustra sobre un montón de preguntas y curiosidades que yo al menos no me habría planteado en toda mi vida. A lo largo del libro Bryson recorre cada uno de los departamentos que una casa de campo puede tener, haciendo de guía y de profesor al mismo tiempo, proporcionándonos un Manual para torpes (Forges, te adoro) que al menos una vez en la vida deberíamos leer.

 

Si el nombre de Bill Bryson os suena probablemente sea por su brillante y merecidamente reconocida Una breve historia de casi todo (2003), donde se nos muestra a corazón abierto los entresijos del universo, de tal forma que al terminarla, con buena memoria, pareceremos recién salidos del Instituto Tecnológico de Massachusets (un pelín exagerado quizás…no me culpen, es el primer libro científico que he podido leerme del tirón y es un valioso tesoro para amenizar esas conversaciones infinitas que todos sabemos). Puede que En casa no sea una obra tan faraónica como la anteriormente citada pero yo personalmente las pondría al mismo nivel, ya no sólo por la cantidad excepcional de datos sino por la calidad de la información. Es fundamental saber de dónde venimos para saber hacia dónde vamos, y si tuviera que apostar me la jugaría a que la curiosidad nos ha hecho evolucionar más que la necesidad. Un libro destinado a personas ávidas de información narrado por el mejor comunicador que servidor conoce. Victoria segura.

Tags: , , , , ,


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑