Música

Published on octubre 25th, 2013 | by Laura Muñoz

1

CoolFest: crónica de una noche perfecta

Como casi todas las mejores decisiones de mi vida, la idea de crear una página web de contenido cultural surgió de forma impulsiva. Mi ocio casi siempre está ligado a ver películas y series, asistir a conciertos, descubrir algún sitio nuevo en el que pasar el rato con mis amigos o leer. Si a eso le sumamos que me encanta escribir y quería ejercer la profesión para la que he estudiado, pero en la que aún no he encontrado trabajo remunerado, era natural que racionalidad y espontaneidad se acabaran uniendo para fundar coolturetas.com.

 

No ha sido un proceso sencillo, pero sí muy divertido. Por suerte, he podido contar con familiares y amigos que me han ayudado a llevarlo a buen puerto, y he conocido a a personas fantásticas que se han involucrado en este viaje tanto como yo. Decidimos darle a nuestra página un aire distinto, enfocarnos en divulgar una cultura menos masificada. Creemos que hay vida mucho más allá de los eventos que aparecen en el telediario y, aunque la crisis económica nos aprieta el bolsillo, es posible disfrutar de ocio de calidad sin tener que hacer un gasto excesivo. La gente no sólo descarga ilegalmente películas o música por falta de moralidad o reconocimiento del trabajo ajeno. Hay factores mucho más determinantes, como los altos precios y la desinformación. Miles de personas han hecho cola estos días para acudir al cine por 2.90 euros, cuando normalmente las salas están vacías, lo que manifiesta que algo no se está haciendo bien desde la industria y el Gobierno. Ir al teatro o a una exposición no debería ser un lujo, y si la cultura fuera más accesible para el ciudadano medio viviríamos en un país más cívico, con mayor conciencia social y, probablemente, más feliz. El arte, en cualquiera de sus registros, es un medio de expresión necesario tanto para quien lo crea como para quien lo consume. Un barómetro que nos indica el estado en que se encuentra la salud emocional colectiva, lo que nos aflige o entusiasma como sociedad.

 

En este sentido, desde Coolturetas pensamos en ser proactivos y no sólo dedicarnos a promover diversas actividades o artistas poco conocidos a través de reseñas en nuestra web, sino ir un paso más allá y organizar una fiesta de promoción en la que ejemplificásemos el trabajo que queremos desarrollar. No se nos ocurrió una idea mejor que montar el CoolFest: un evento en el que cuatro grupos, cada uno con un estilo muy diferente de los demás, nos mostraran su música y nos hicieran pasar un buen rato por un precio más que razonable. Han sido unas semanas bastante caóticas, ya que nunca habíamos hecho nada similar, pero también ha resultado una experiencia tremendamente enriquecedora a muchos niveles. Somos conscientes de que hay cosas que podíamos haber hecho mejor, y las tenemos en cuenta de cara a futuros eventos, pero estamos muy satisfechos con los resultados obtenidos.

 

Inauguramos el CoolFest con Dr.Shiver, banda que versionó a clásicos del rock y que daba su primer concierto. ¿Qué mejor forma de presentar una web que arrancar con un grupo que, al igual que nosotros, se estrenaba sobre los escenarios? ¡Unos valientes, sin duda! Nadie diría que eran novatos, ya que se mostraron bastante seguros de sí mismos a lo largo de toda su actuación. El mundo del rock es prominentemente varonil, y no es habitual ver a bandas lideradas por mujeres. Es más, salvo algunas excepciones como Debbie Harry (Blondie) o Dolores O’Riordan (The Cranberries), yo suelo preferir a los cantantes masculinos, ya que noto más variedad de registros y suelen mostrar más garra en sus conciertos. Por ello me asombró especialmente Sara Iglesias, voz de Dr.Shiver, que acompañó su tonalidad dulce, casi cándida, con una actitud despreocupada y mucho desparpajo, algo bastante inusual. He visto actuaciones de otros grupos de estilo similar, y he decir que ésta es una de las sorpresas más gratas que me he llevado hasta la fecha. A pesar de que se le intuye cierta timidez que aporta un punto muy íntimo a su directo (hacen gala de ello en One More Cup Of Coffee o Stand By Me, dos de las canciones de su repertorio que más disfruté), no se mostraron nada apocados cuando la ocasión lo requería, como con Seven Nation Army, clásico moderno que levantó al público, agradecido por poder corear un tema tan popular. Su mayor acierto es su mezcla de ritmos, siempre con un punto de rock de la vieja escuela. Su mejor versión fue White Rabbit, un tema no muy conocido pero con una fuerza misteriosa y sexy que supieron transmitir de forma notable.

 

Los siguientes en actuar fueron uno de esos grupos que ganan, y mucho, sobre un escenario. Pez Limón es una banda que hace poco sufrió una profunda reestructuración en busca de un cambio de rumbo, antes más bien pop y ahora tirando hacia el indie. Aunque son un trío (Joan Marí, voz principal, guitarra y compositor; Javi Delgado, bajo, teclado y segunda voz; y Tito Guillén, batería), el pasado sábado les acompañó Jacobo Suárez (guitarrista y productor), que aportó una mayor densidad. Tocaron cinco temas de su anterior trabajo, Madrugada, un álbum compuesto por canciones frescas y pegadizas, de ésas que escuchas un par de veces y luego no dejas de tararear durante días, en la onda de otros artistas como Zenttric o Maldita Nerea. Fue todo un privilegio que tocasen por primera vez en directo algunas de las piezas que forman parte de su nuevo trabajo, que estrenarán en breve y que estamos deseando poder escuchar al completo. Así pudimos comprobar que es un grupo que está madurando, dándole un mayor protagonismo a sus letras, como demostraron con Quédate a dormir, y con más peso de la guitarra y el bajo. Uno de los puntos fuertes de Pez Limón radica en el carisma de Joan Marí, que demostró tener muchas tablas pese a su juventud, y que se ganó al público repartiendo sonrisas y discos. Un derroche de simpatía que dejó muy buenas sensaciones y aportó un toque gamberro, dejando sus mejores temas (los de su nuevo disco) para el final.

 

Como comentaba al principio de la crónica, cuando creamos Coolturetas pretendíamos promocionar a grupos talentosos que fueran poco conocidos. Con Electric Alley cumplimos sobradamente ese objetivo, y nos consta que buena parte del público congregado en la sala Taboo se quedó impresionado por la fuerza de su sonido, destacando especialmente la guitarra de Nando Perfumo y la portentosa voz de Jaime Moreno. Cuando se les escucha es inevitable recordar a Slash, de Guns N’Roses, especialmente en los punteos de Backward States Of Society (tema que le da nombre a su disco de debut) o Sarajevo Roses (maravillosa canción que cerró su actuación y que, junto con Southern Lightning, es una de las mejores del álbum), a los Foo Fighters e incluso a Black Sabbath. Casi nada. Un rock profundo, desgarrador, que te sube la adrenalina y te pone los pelos de punta. Es difícil creer que Electric Alley sean gaditanos, ya que en este país es difícil encontrar grupos que hagan música de esta factura. Backward States Of Society es un disco redondo, sin una sola canción que te deje indiferente. En todas encuentras un solo de batería, un punteo de guitarra o un registro vocal que estremece. Y eso que es su primer trabajo. Con un poco más de rodaje y si les acompaña la suerte, ¿a dónde llegarán? Esperamos que muy lejos. Ojalá amplíen sus fronteras y pasen más a menudo por la capital, sus nuevos fans lo agradecerán.

 

La última banda en actuar, The Bleach, tenía la papeleta de mantener el listón tan alto como lo habían dejado los Electric Alley. Menos mal que estos chavales de Madrid (Jon U. Salcedo, voz y bajo; Sam Olivares, guitarra y segunda voz; Lete G. Moreno, batería y percusión; y Víctor Cabezuelo, teclado, con el que no pudimos contar en el CoolFest por problemas de agenda) tienen a sus espaldas una amplia experiencia y no se intimidan fácilmente. Si le mantuvieron el pulso a Alex Kapranos en la anterior gira de Franz Ferdinand por España, seguro que salían airosos de ésta. Pese a que tienen editados dos discos, Shining Blackout (2010) y Tired Horse Soup (2013), casi todos los temas que tocaron fueron de este último. Un álbum con un sonido más limpio, en el que se nota el toque en la producción de Jaime García Soriano (Sexy Sadie, Sr. Nadie). A medio camino entre el rock psicodélico (You, tema que eché de menos el pasado sábado, y The Great Order Of Things, una de las canciones más trabajadas del disco y que mejor les funcionan en directo) y el estudiado pasotismo británico, The Bleach dieron un concierto redondo. Guitarras melancólicas, una batería potente y la peculiar voz de Jon U. Salcedo (a veces me recuerda a Damon Albarn y otras tiene el tono gatuno de Brian Molko), que imprimen de carácter unas canciones intensas, que te transportan muy lejos. Terminaron su actuación con How Love Feels y El Solitario, dos explosiones de energía para culminar un directo brillante. El punto final a una noche fantástica, que para nuestra web sólo representa el inicio de la que esperamos que sea una larga aventura. Si nos acompañáis, prometemos repetir el CoolFest el próximo año.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


About the Author



One Response to CoolFest: crónica de una noche perfecta

  1. Penny Lane says:

    ¡Fantástica crónica de una noche perfecta! Conocía a The Bleach (gracias, Christian, esto te lo debo ti) y me gustaban mucho, pero no había podido disfrutar de su directo hasta esa noche. Mágico, sin duda. Tanto Dr. Shiver como Pez Limón (de los que me traje su disco como recuerdo para casa) resultaron ser una grata sorpresa. Y Electric Alley me dejaron atónita: no me saco Sarajevo Roses de la cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑